18/3/17

El agua soda, 28 años después

La publicidad siempre ha utilizado a personajes famosos para vender con más seguridad los productos. Si te los ofrece alguien a quien conoces y de quien te fías, no te va a fallar, piensas equivocadamente. Ellos están haciendo un trabajo, que es vender.

El Agua Soda Ivess titulaban a su nuevo producto como “El descubrimiento del nuevo siglo”… y sin duda es un producto que visto con los años, nos hace sonreír. El señor de bigotes era en aquellos años 1989 el que más audiencia tenía en la televisión argentina. Era el actor, músico, humorista y presentador uruguayo Berugo Carámbula. En aquel momento presentaba el programa “Atrévase a soñar” de gran éxito. Falleció en el año 2015.

Si observamos el anuncio, podemos además aprender más posibilidades del agua soda, o del agua de sifón tal y como se conoce en España. Fabuloso para unos buenos vermut.

16/7/16

Anuncio de CocaCola, en árabe

Es un simple anuncio de CocaCola en árabe. Tiene casi una década. No busquen mensajes ocultos como hacen algunos, que creen ver en el logo original un elefante, dos rostros de personas o en el árabe una frase que son ganas de volverse loco para nada. Estéticamente resulta muy diferente, pero es lo que hay. El resto son ganas de rebuscar.

21/5/16

¿Es usted fotógrafo? El laboratorio es muy barato

Es un anuncio del año 1891, para vender todo un laboratorio de fotografía para casa. Salió en el Diario de Avisos de Zaragoza a finales de este año 1891 y hacen un relato pormenorizado de todo lo que se necesitaba para empezar con un laboratorio suficiente. 

El precio parece bajo, pero en aquellos años nadie sabe lo que se podría comprar con esas 25 pesetas. 

Se vendía desde Barcelona a toda España, franco de portes. Han pasado 125 años y los cambios han sido tan brutales en las últimas tres décadas que esto sueña a curioso y raro. Pero muchos de mi edad hemos tenido laboratorios en casa en los años 80, con estos mismos elementos, más o menos.

13/5/16

Radio fonógrafo Philips del año 1954

En el año 1954 no todos podían comprar un radiofonógrafo, nombre que se le daba al tocadiscos en algunos países iberoamericanos. Este anuncio es de aquellos años y muestras a una “señorita” con cara de ensimismamiento por escuchar todo tipo de música en su nuevo aparato Philips. Sobre toda ella, su favorita. Ya se puede elegir, ya se puede comprar y poseer en cada hogar. Y repetir y repetir a un precio cada vez más asequible.